Análisis Música Concreta (1948)

Tratado y Exordio introductivo hacia la música concreta (armonía culta)... Por Sergio Bujez (Daguerrotipo Petzval).

 





Su filosofía inscrita en el término aunado de la difícil definición. Si bien nos centramos en la adquisición de partículas substraídas redactadas a partir de la tecnología análoga y posteriormente mezcladas en constitución a los sonidos de lo que nos rodea, muchos refutan estas hipótesis para adentrarse en el camino hacia la variedad modal de adquisición sonora… como un paso adelante de la verdadera generación-movimiento del futurismo francés, centrada con Luigi Russolo como adalid de resoluta convicción , plasmada en su gentil y reducido manifiesto “El Arte De Los Ruidos” de 1913, sufriendo en su día numerosos momentos de jaqueca a la sociedad y a más de un tradicionalista, sin contar con su posterior nervuda detracción, sin reparar, ni obtener la esencia de lo mundano, lo esencial que por natura, rige la postura que nos tutela.

Su línea de evolución procede de lo mas común, frecuentando con rigor la proeza del dadaísmo, para recaer en lo establecido y adquirido… pero como siempre para un reducidísimo circulo, tras instaurarse como “música concreta” en 1948, que a mi parecer, no es mas que música experimental, como paso adelante del progreso de un irresoluto género oblativo , que por entonces “andaba a la pata coja” por la reticencia "severa" de su admisión... en una sociedad francamente abrupta y motejada, siendo acaparada en la exclusión elitista por el consumo de sibaritas musicales en grandes espacios “de puertas cerradas” entre cónclaves lejos de la aprensión (decretado ridiculamente, como siempre por los tracionales) lesiva en cuanto a su percepción se refiere, recubiertos por asombrosas y espectrales costumbres de plasmar su aura en cuantiosas puestas en escena, rigiendo su ejecución hacia ademanes de valor ecuánime, la diversificaron sistemática de las notas electro acusmáticas-semiacusmáticas que con ligereza recaban en la posición a lo erigido de acotadas anotaciones generales, para dar paso a lo dilatado, quedando plasmado en grabaciones magnéticas , ya sea de alambre o su subsiguiente remodelación, prosecución culminante en el doble canal pudiendo adentrarse en la máquina de eco, como lámina de acciones contemporáneas.

Su temática es relativamente debatida, rigiéndose por la “concepción de ruido vivencial”, en partida substancial de orden polifónico tonal-atonal, abstracción de corte operística en resoluto atavío de variedades rítmicas estridentes, remanencia misiva notal sin rescindir las inefables contexturas “asonancias”, en fundamento paulatino restituido, excediendo la superposición taxonómica en su mayoría material utilitario fracionado en principios primordiales, razonables y delimitados (masa y proporción de las ondas acentuadas y graves sobre el campo de movilidad temporal entre el discurrir de la fuente propuesta, según la captación e inclusive la incitación del perceptor en el momento preciso de la propagación del sonido concreto entre alturas tonales asentidas, ya sea precisa o imprecisa... señalizado mediante representaciones numéricas objetivas... instituidas por el propio Pierre en sus numerosos escritos sobre la reproducción y aceptación de las resonancias en el tímpano… recabando en los “falsos acordes” de genérica autoría en arraigo expresivo inarmónico. Quizás en ocasiones se puede excluir el pernicioso aliciente como aunamiento de reducidos cromáticos, pero percibidos en inscripción dodecafónica, algo que no deja un poco tranquilos… como nueva fórmula de vaticino cadencioso.

Como cerebro de ésta exquisitez (enajenamiento para la plebe), se encontraba el grandioso Pierre Schaeffer, geritalfe acordonado por multitud de intelectuales y músicos afligidos por la simpleza de las obras conceptuales, ayudaban aun más en esta guisa de andazas inseguras, impulsos indecisos directos hacia la empírica barbarie, instaurándose como Grupo de investigación consolidándose en numerosos registros, tratados y ensayos en postulación de una nueva variante abocada en resonancias de antaño, tanto en el empleo de materiales de periodos futuristas (Theremin, Ondes Martenot, válvulas de vidrio termoiónicas, entres otros entes) en sincrónicas puntuales (hacia el potenciómetro rotable, micrófonos, mesas de mezclas abocadas a 3 canales, etc) ; un cenáculo a la labor protegidos por su fuente de creación acúsmonium, en ocasiones de tridimensional ejecución desafiando la armonía mixta y sus congruentes disyuntivas… como finalidad de ampliar los límites expresivos polifónicos, que luego recaería como corriente titular establecida entre masas de acólitos prosélitos, una servidumbre de la procreación (todavía en embrión) de un género soberbio, de inigualable belleza personal, transgresora de lo avezado social.

PD; Para este tipo de música hace falta muchísima relajación, a ser posible meditando en momentos puntuales, inmersión neuronal profunda… olvídate de todo y déjate llevar.

Atentamente Sergio Bujez (Doctor Amalgama), Daguerrotipo o Vetusta para los amigos.


Discografía Pierre Schaeffer (Ripeos Personales, 192-320, Kbps);

Pierre Schaeffer & Pierre Henry - Orphee 53 (1953)
Link; http://6d2acd72.linkbucks.com Pass; elsumergible.neuronal.blog

Pierre Schaeffer & Guy Reibel - Solfège De L'Objet Sonore (1967)
 Link; http://2e5ca6e4.linkbucks.com Pass; elsumergible.neuronal.blog

Pierre Schaeffer - Le Trièdre Fertile (1978) .
 Link; http://43ce8d89.linkbucks.com Pass; elsumergible.neuronal.blog

Pierre Schaeffer - Parole Et Musique (1982) .
 Link; http://ebc6eae2.linkbucks.com Pass; elsumergible.neuronal.blog

Pierre Schaeffer - L`Oeuvre Musicale (4 Volumenes) / Obras Restantes
Link; http://7ccb53b6.linkbucks.com Pass; elsumergible.neuronal.blog

¡QUE LA DISFRUTEN!

Leave a Reply