• El Sumergible Neuronal

    Escribimos sobre música, cine, cultura, sociedad, meditación, juguetes, estilismo, juegos arcade., etc, en definitiva, todo aquello ligado a la generación 60-70 del siglo XX y derivados de la misma, que también involucran a la actualidad.

  • ¡Vive la generación dorada!

    Temática musical y coleccionismo en todo tipo de objetos de las décadas de 1960 y 1970 preferencialmente, época dorada del rock y el cenit de la música en todas sus vertientes, hasta la actualidad.

  • Género de Géneros

    Reseñas semanales dando a conocer los mejores discos extraídos de nuestras extensas colecciones discográficas

  • Sumergible Neuronal Films

    Cada semana una película de culto dedicada a la trídecada (60-70 y 80 hasta la actualidad), difícil de obtener y a la mejor calidad de imagen 720p-1080p

  • Juegos Retro

    Pasión por las máquinas arcade y sistemas de consolas generaciones precedentes hasta la actualidad

Popol Vuh (1970 - 2002)

Popol Vuh desde la vanguardia drone avistando el canon ambiente de factible concurrencia.

Tras la incontinencia de mi amplio apetito voraz, insaciable por naturaleza, recuerdo la primera escucha de esta joya incólume en el trayecto celestial de mi dulce adolescencia precavida.

                            

Eran tiempos de veraneo y ociosidad permisiva que actuaban con cautela en la mente insana de un joven empírico, incomprendido musicalmente entre su confraterno círculo de acompañantes.

Fue vagando por un amplio margen costero… un paseo matutino amenizado por esta joya electrónica en tiempos de calor impetuoso, hacia disentir la verdadera magia de lo inaudito mientras los arrecifes divagaban entre sincera serenidad tras la marea baja del océano embravecido, en el pisar cinético de la arena descalza pude delimitar majestuosamente la maravilla consabida de perjuicio tratante entre el influjo vernáculo hastío… Cada paso, cada avance, era acontecido del respaldo esplendoroso melódico e implícito, la solitaria estancia hacia ingente el estado moral del puritano ermitaño por un conciso marcaje del lapso efímero en estadía terrestre, coadyuvando en la alta escala del fáctico incierto regocijo.

Si bien debo admitir que rocé lo onírico, fue gracias al estimulo armónico de la que obra en que me comprometo… como un desuncir exaltado de la simbiosis vigorosa ayahuasca mi visión replanteaba lo absurdo prodigioso; buzos lagarto, burbujas de color rosa, peces mutantes, delfines voladores explotando en el cielo azulado, un océano abisal contorneado de ácido amarillento, algas sonrientes, submarinos diluidos navegando por mi gorgoteo designio… un cerrar de ojos apresuró la marcha fomentada por el ambiente aromático del rocío que me rodeaba, un leve respiro de aire veloz y purificado llegaba hasta mi alma de forma acuciada rodeando con su aura el contacto sereno dilecto.

Todo llegó a buen cauce… podría a ver sido un acto de candencia avulsiva, mi postura enervada acrecentaba el arraigo ponderoso del tratante desatino e indemne visionario, un encuentro indiviso de mi subconsciente tramitaba los estragos deseosos de la búsqueda real e indivisa del dipsómano criticismo… característica bicoca de aquel lejano existir rebelde e impreciso.

En la búsqueda de la realidad sensitiva que acaece en las extrañas de lo trascendental, Popol Vuh satisface nuestro contacto con lo insólito acometido, sintetizadores y atmósferas recorren nuestra póstula emergencia del raciocinio, intuición hacia el loco demente que afianza el trago tembloroso del inescrutable manifiesto fastuoso.

Cierta es su excesiva incomprensión entre las masas acólitas, su intolerancia excesiva que aguarda la témpera cromática de aquel antaño barbudo bohemio... dirigente en su estatus obceco y soberbio. Acaecer en su divergente escucha nos atrae hacia su escala magnética de amplio terreno ameno y reflexivo, armonías específicas que relatan los sucesos inconscientes de todos aquellos ascéticos prominentes de las largas esferas excéntricas de fases canículas, un cariz austero de gran inducción elocuente así como de ortodoxia insondable del fuerte frente ensimismado.

Equiparar su fundamento como música Psicodélica nos lleva al lamentable pero egregio acto de debate colectivo, resaltando opiniones de gran valía e implicancia dominante;

Sin exenciones remarco su etiqueta Krautrock de suculento ambiente que deriva de lo mariano, la recurrente profecía anímica que reverbera en nuestra mente cansada del fanatismo impropio… entre las desmesuradas e imponderables ejecuciones que eximen nuestros arrecíos gustos… abruptos para una sociedad de ominosa sumersión.


Conformados oficialmente por;

Florian Fricke (Teclados)
Holger Trülzsch (Percusión)
Frank Fiedler (Ingeniero de grabación y asistencia técnica).


Los alarifes de nuestro fáctico universo onírico eran procedentes de Munich, desde periodos anales rememoraban su incesante pasión por la historia de la América Sudamericana detallando el nombre Popol Vuh (libro mitológico del pueblo guatemalteco “Quiché”, que narra el supuesto origen del entorno terrenal con extenso margen histórico del cenit esplendoroso Maya) como nombre para su perdurable proyecto musical.

Tras la obtención de los recursos necesarios para establecer el punto de unión entre sendos partícipes, registraron su primer álbum “Affenstunde” de 1970, para muchos considerado la primera obra “espacial” que denotan el éter sensitivo de larga estela electrónica con el uso de moog en conjunción de instrumentos étnicos que dio paso a su segundo registro “In den Gärten Pharaos del 1971 quizás de aspectos más introspectivos y espirituales que declaran los destellos de la gloriosa virtud emergente entre el seudo vanguardista.

Tras la avenencia compositora entre bandas sonoras fílmicas de renombre ostentoso, su evolución aventajaba hacia autorías más elaboradas dando luz a “Hosianna Mantra del 1972, incursionando instrumentos de cuerda, viento y acústicos, que en mi humilde opinión fue la antesala del severo arrojo modernista que precedió bajo el súmmun purista adoctrinado... llámese música de la nueva era armónica... “New Age” para los menos recatados.

Siguiendo la línea evolutiva de alta pretensión incorpórea, avanzamos hacia su obra ardua y ambiciosa “Das Hohelied Salomos” del 1975 en conjunción con la bellísima oriental “Djong Yun” nos deparan 35 restrictos minutos de experiencia anímica atenuante… un gran punto de encuentro entre la coexistencia empírica magnificente y la doctrina divina como el ser vital del auto discernir somático y elocuente... pudiendo resaltar un cariz alusivo, que entona un paraje selvático y evocador de gran entorno fragante, así como confortable y sugerente.

Florian Fricke murió en 2001 acarreando la disolución de la banda… dando punto y final a su dilatada e intrincada trayectoria musical.

Muy bien camaradas, hasta aquí llego mi trabajo… ahora os toca a vosotros percibir esta gran eclosión discográfica de holgado carácter trascendental junto a una buena bebida a la sombra del verano caluroso o gélido invierno... según el hemisferio estacional que os acontezca.

Sergio Bujez.



Exposición Discográfica:


1-Popol Vuh-Affenstunde (1970).







2-Popol Vuh-In Den Gärten Pharaos 1971)





3-Popol Vuh-Hosiana Mantra (1972)

  





4-Popol Vuh-Seligpreisung (1973)







5-Popol Vuh-Einsjäger & Siebenjäger (1974)




6-Popol Vuh-Aguirre, Soundtrack (1972-1974)




7-Popol Vuh-Das Hohelied Salomos (1975)

                     




8-Popol Vuh-Letzte Tage, Letzte Nächte (1976)

                     





9-Popol Vuh-Herz Aus Glas (Coeur De Verre) (Ger 1977).


                      





10-Popol Vuh-Nosferatu (1978)

                     






11-Popol Vuh-Brüder Des Schattens, Söhne Des Lichts (1978)



 12-Popol Vuh-Die Nacht Der Seele, Tantric Songs (1979)




13-Popol Vuh-Sei still, wisse ICH BIN (1981)





14-Popol Vuh-Fitzcarraldo  (1982)




15-Popol Vuh-Agape, Agape Love, Love (1983)





16-Popol Vuh-Spirit Of Peace (1985)






17-Popol Vuh-Cobra Verde (1987)



18-Popol Vuh-Florian Fricke Spielt Mozart (1991)




19-Popol Vuh-For You And Me (1991)




20-Popol Vuh-City Raga (1995)




21-Popol Vuh-Shepherd's Symphony, Hirtensymphonie (1997)



22-Popol Vuh-Messa Di Orfeo (1999)



23-Popol Vuh-Future Sound Experience (2002)



24-Popol Vuh-Yoga [unofficial, High Tide reissue] (1976)

------
Share:

Triana - El Patio (1975)

TRIANA. EL PATIO. DESDE EL CORAZÓN.

Con la colaboración de Cristobal Campos (El Tobas).

Estábamos comentando hace poco unos amigos sobre el ambiente musical de la segunda mitad de los 70 con la muerte del dictador y las condiciones que se propiciaron. Vivíamos rodeados de una pléyade de cantautores, comprometidos con la situación política y social del país, (Paco Ibáñez, Raimon, Lluís Llach, Serrat, Pablo Guerrero, María del Mar Bonet, Luis Pastor… ), restos de grupos folk y pop, Camilo Sesto y algunos peleantes alternativos de la honda progresiva-Underground como Bloque, Iceberg, Máquina, Smash, etc., y lamentábamos que a todos estos grupos de gran calidad, como que se les robó su tiempo.


Antes sumidos en el oscurantismo de todo tipo, también el musical, con la poca información que llegaba, las emisoras de radio entregadas a los discos dedicados, la copla, los cantantes romanticones y amordazadas por la censura, pocas publicaciones, mercados reducidos, etc. Solo eran conocidos de unas minorías más o menos especializadas, moviéndose en circuitos muy limitados y después, cuando se abrió el panorama tras unos años de la Transición, resulta que se los había saltado el tiempo. Y había otra música, otras formas más desenfadadas, más alocadas, más improvisadas… Había llegado “La Movida”. Yo los llamo la generación perdida del rock.

Fue a raíz de esto que recordé que en medio de todo este panorama, surgió una luz brillante, que fue el ROCK ANDALUZ, con Triana a la cabeza que animó el territorio musical e implantó un estilo y una forma de hacer rock novedosa, autóctona y original, fundiendo los ritmos flamencos con el rock progresivo y creando un universo sonoro nuevo.
Me tocaron la fibra estos recuerdos y por eso decidí más que escribir una reseña técnica, hacer una reseña desde el corazón.

La primera vez que tuve contacto con Triana fue en compañía de un querido amigo cuando éramos apenas unos críos, él algo más que yo. Ya habíamos hablado algunas veces de ciertos rumores sobre un grupo que hacía algo nuevo, algo que se decía que era rock andaluz, y poco más. Un día de otoño avanzado (llevábamos chupas) del 75 mi amigo llegó emocionado con una bolsa de la tienda de discos de cuyo nombre no logro acordarme, pero que estaba en la esquina de la calle las Minas, frente a Los Valencianos y que luego fue una zapatería, en Úbeda, con grandes escaparates y el nombre como en relieve metálico de cobre y sacó el disco EL PATIO con su espléndida portada-contraportada dibujada por el gran Máximo Moreno, que representa un patio andaluz salpicado de detalles surrealistas donde están los tres componentes del grupo.


Me contagió su emoción y rápidamente nos fuimos a escucharlo, a un piso al que estaban a punto de mudarse, pero solamente habían llevado alguna cosa. Claro que mi amigo había llevado su tocadiscos que era como el de casi todos nosotros por aquella época, es decir un híbrido de plato original y altavoces añadidos, separados y más potentes y mejores que el único que tenía y servía de tapa.
El tocadiscos estaba en el suelo y en el suelo nos sentamos y escuchamos el vinilo completo quedando entusiasmados. Comentamos eufóricos, lo volvimos a poner y escuchar, saltamos canciones, repetimos pasajes y lo disfrutamos como cochinos en una charca. Todavía me acuerdo como si fuese casi ayer y fue hace casi 40 años, todavía me emociono al recordarlo. Al día siguiente o al otro fui a comprármelo yo también, y lo escuché tanto, ha viajado tanto conmigo y ha padecido tanto conmigo que terminó expirando en algún lugar olvidado y perdido de no se sabe donde. De algún lugar de tantos como vivimos, de alguna mudanza olvidada en el tiempo. Otro gran amigo, muy querido también, me regaló uno nuevo, una reedición del 84, pero aunque lo he seguido escuchando y tocando y mirándolo ya no es lo mismo aunque es igual.

ALGO SOBRE EL DISCO.

El Patio en realidad no se llama así, es el nombre popular con el que se le conoce debido a la portada de Máximo.

Son siete canciones y en ellas podemos encontrar una variedad de sonidos y creatividad enorme. Pero dentro de una sencillez con encanto a pesar de los tonos épicos que adopta en ocasiones. Es una mezcla de ritmos flamencos sinfonismo blues y rock que le da un carácter progresivo a la música que desarrolla. “Abre la puerta” comienza con un ritmo de bulerías al que se suma el piano y va adquiriendo tonos épicos, hasta llegar al famoso solo de batería de Tele. “Luminosa mañana” son unos blues-tangos cantados por Jesús de la Rosa con ese deje Winwood que tanto le gustaba apoyados por los teclados. “recuerdos de una noche” comienza por seguiriyas al que se suma el órgano, el bajo barroco y un tremendo ritmo por bulerías de la batería hasta el final, una bulería eléctrica. “Se de un lugar” lleva un ritmo o cadencia blusero. “Diálogo” es más sinfónica, más anglófila también, más progresiva, con esas ráfagas finales. “En el lago” quizás sea la canción más icónica del disco con esa obertura con un gong inicial como milenarista y esa clausura futurista donde parece despegar un platillo volante, tiene una riqueza de matices y una belleza enigmática y simbólica enorme. Por último la única canción que no firma Jesús, “Todo es de color”, es casi naif, repetitiva, sobria, serena, como un rito.

Todo esto es muy escueto, apenas unas pinceladas, de cada canción podría escribirse muchísimo más, pero no era esa mi intención al hacer esta reseña, ya lo dije, pero tampoco podía dejar de dar algún breve apunte del contenido maravilloso de esta joya del rock.

ALGUNOS DATOS TÉCNICOS.

Triana:

Jesús de la Rosa - Voz y teclados
Juan José Palacios “Tele” - Batería y percusión
Eduardo Rodríguez “Rodway” - Guitarra española.

Colaboran:
Antonio Pérez - Guitarra eléctrica
Manolo Rosa – Bajo.

Lista de canciones:
1. Abre la Puerta (9:53)
2. Luminosa Mañana (4:05)
3. Recuerdos de una Noche (Bulerías 5x8) (4:42)
4. Sé de un Lugar (7:10)
5. Diálogo (4:32)
6. En el Lago (6:38)
7. Todo es de Color (2:09)

Grabado en los estudios Kirios de Madrid. Terminada la grabación en la madrugada del 21 de Marzo, con los ingenieros de sonido: Pepe Fernández, Juan Vinader, Pepe Loeches y Luis Calleja.
Portada de Máximo Moreno.

Producido por Gonzalo García Pelayo, que puso todo su empeño en que el proyecto saliera adelante.
Editado por la serie Gong de Movieplay.


                                             
Share:

Zygoat - Zygoat (1974). Zygoat - Electrophon (1974), Burt Alcantara - Zygoat (1974)

Zygoat - Zygoat (1974);

Texto escrito por Sergio Bujez Fernández (Daguerrotipo Peztval).

Tenemos en nuestras manos un lp magnánimo, cumbre del movimiento electrónico primogénito, labor incisiva que emergía lentamente en el ámbito vanguardístico de la isla británica adepta a las síntesis adictivas y substractivas como aderezo prodigioso del RSE sintetizador, que acaudalaban largas sinfonías de sistema solemne.

Tras los pasos de Dieter Moebius, Walter Carlos, Tangerine Dreams, Nik Raicebik, Eliane Radigue y su acérrimo compromiso con la música concreta, etc, era frecuente el entorno evolutivo de bandas ligadas al género que procede… su estructura eminente y majestuosa incrementaba la labor de abundancia profesa hacia ordenes electrónicas como incentivo ambiente de fácil escucha.

Música elaborada para cualquier ocasión espontánea, especialmente que trataba de abastecer la ingente moral armónica de todo aquel apasionado sibarita que escinde la dicotomía como espacio de “meditación, relax y descanso”, prosélito remoto del azote aciago y vetusto que actua con vigor en la quietud ociosa del empleo asalariado.

Bajo largas atmósferas melódicas de complejas bases polifónicas a favor del arp 2600 avanzamos en nuestro camino decisivo del buen arranque tecno expresivo, el minimoog detalla en cada paso su pertinaz acto escoltado, creando la idiosincrasia recurrente del que soporta el valor estimable del entorno difuso, un pasaje efímero que nos traslada hacia la maravilla virtuosa y volátil del mensaje vigía… el acto inconsciente se apresura en nuestro espacio que acecha desde su morada cabal de larga franja oteada, acrecentando su rasgo espacial de alta aura envolvente.

Absolutamente nada se sabe sobre esta enigmática banda… datos concretos e imprecisos se hallan por la red que acrecen la ironía errónea del tópico divulgante, de hecho creo que somos los primeros en propalar esta joya recóndita en un estado integro con su análisis inherente y mordaz incluido, eso si… de propia autoría ajena al adverso foráneo.

Según fuentes afirman la participación del presentador de televisión y compositor de música electrónica Brian Hodgson y Dudley Simpson creador de la banda sonora de Doctor Who… ambos tras su reunión e idealismo de un futuro lp “experimental” grabaron los ensayos en un chamizo estudio a modo de un impertinente aislamiento social con el fin de ensamblar rápidamente el boceto propuesto. Lo que acabo de decir suena algo paradójico (si, aunque lo diga yo mismo jajajaja) porque en el interior del vinilo (de la discográfica Polydor) acredita a un tal Burt Alcantara como unánime progenitor de la obra reiterada.

En todo caso, olvidemos tristemente a sus creadores y centrémonos en la escucha de este trabajo de gran maestría extraordinaria… mientras tomamos algo de beber y picar bajo su silente regazo, os aseguro que no os dejará descontentos.

Y quiero dar las gracias a nuestro estimado amigo Guajo por recomendarme encarecidamente este fructuoso disco, todo un lujo confraterno e instruido melómano… sin duda un miembro sumergido en un futuro cercano, cuando su tiempo se lo permita.

Saludos camaradas.

Pass; elsumergible.neuronal.blog




Share:

Estamos en Facebook

Idiomas:

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Película Semanal (Trailer)

Deja tu mensaje

Entradas populares

El álbum de La Semana:

La canción de la Semana

La España Psicodélica y Progresiva

Bandas