Franz Schubert - Quinteto Para Piano y Cuerda Op. 114 D. 667 (La Trucha).

Franz Schubert - Quinteto Para Piano y Cuerda Op. 114 D. 667 mejor conocido como "La Trucha".

Texto escrito por Sergio Bujez Fernández.

Es bien sabido que Schubert cristalizó en máxima expresión el ambiente jovial danubiano en su más molienda de actos indolentes, él era en tiempos de antaño catalogado de elegíaco hacia las armonías avezadas en fundamentos restituidos de gran contexto vivaz entre antítesis laceradas; Paseos, cafés, coloquios, sucesos sociales estrambóticos, pasiones rozagantes entre ambos sexos contrarios... céfiro y procederes que aún persisten (y quién haya visitado la región sabrá lo que expongo) en los tiempos hodiernos que nos acontecen.


Viena, la capital del lujo clasicismo y sociedades veleidosas a cargo de su renombre por su pasado artístico, no podía permutar la irrealidad inexistente hacia un dogma coetáneo de veracidad profusa, algo aparentemente dialéctico a toda razón ciudadana, es ello, quizás y en parte (en mi particular percepción de enfoque unitario), la justificación de su escaso éxito económico y frugal, contrastando desmedidamente con la suntuosidad y gula taxativa de la época.



La obra romántica (del periodo lacónico que demarco) liberada 24 meses después de su fugaz óbito, fue engendrada en la ciudad de Steyr, (ligada a Linz como subsidio en elemento de confines artísticos), bajo el mandato póstumo de "Sylvester Paumgartner",  mecenas altanero, además de músico aficionado. El proyecto básicamente fue un relego aditivo hacia sus charlas interactuadas (en las cuales se narraban sucesos resumidos sobre los acontecimientos del día a día), escuchando el murmullo de sus colegas, amenizaba el largo espectro temporal y ocioso del que ellos (incluido el propio Schubert) deleitaban, bajo el lema de "reuniones de honor y hombría confraterna".

One Response so far.

  1. Anónimo says:

    cuando no hay naranja, como se descarga. Gracias

Deja una respuesta