Agorá, grandes del rock progresivo italiano

Siempre se ha dicho que la  progresión italiana mecía en la gran escalinata subalterna, detrás de la antaña Britania pero con gálibo instinto, coloso trabazón hacia una clara tendencia sincopada, y eso sí, embrujo y duende en todos sus estribos debido a su pretérito esplendor de arte instructivo.

Agorá se estructura a lo largo del 74 en la región Marche (Las Marcas), centro de la demarcación, tras la deserción por parte de Bacchiocchi y Colafrancescos bajo el seudónimo "Oz' Master Magnus Ltd", agrupación que liberó tan sólo acetato de larga duración, homónimo del 72.


Tempranamente incursionaron su desistir oyente, tras la aceptación ostento de los dos primeros álbumes de Perigeo (Azimut y Abbiamo Tutti Un Blues Da Piangere, 1972-1973), tan arraigada fue su impresión que emprendieron su propio proyecto personal en horas extra laborales, alquilando para la ocasión una antigua y deteriorada iglesia en la pequeña localidad de Serra San Quirico, provincia de Ancona, meca de encuentro musical entre los jóvenes de la época.

Formación inicial;

Ovidio Urbani (saxo soprano)
Roberto Bacchiocchi (piano)
Renato Gasparini (guitarra)
Mauro Mencaroni (batería)
Paul Colafrancesco (bajo)

Agorá, como bien es sabido, se trataba de una "indicación", una alusión ante la plaza preferencial de toda ciudad-estado (polis), en la antigua Grecia, un recinto rodeado de inmuebles e infraestructuras de diversa índole posesiva (públicas y privadas). En ella la gente se reunía bajo la llamada de consumo ciudadano, alternado con estamentos políticos y culturales, por así decirlo, "el corazón, el núcleo cívico de toda población griega".

De ello toma su nombre, a consideración y augurio de "Cesar", ilustrador de la portada debut, un fotógrafo con amplio espectro como diseñador de encartes en bandas de prestigio.

Cesar tenía una amplia red de contactos en el gremio, trebejo que no dudó en usar a su favor, ejerciendo como mánager de los novísimos, que por el entonces no tenían en vigor ningún registro discográfico, y tratando su función enlazó con Claude Nobs, organizador del festival de Montreux.

Hay que resaltar la torsión y ventura del quinteto, un anhelo que todo novício desea con preeminencia... mostrar su valía en el primer recital ante un imponente público deseoso de la temática predispuesta. Fue tal la aceptación, que el auditorio obró en causa, miles de vítores y ovaciones redundaban con auge en espera y ruego de un material extra... una prorroga que nunca se efectuó por causas de planteamiento, el repertorio no podía extenderse más de lo pactado, pero dichosa fue la recompensa, su función quedó registrada, lanzándose unos meses posteriores bajo el alarde de una nueva revelación progresiva.


Como es obvio, el disco se vendió a millares, Agorá ya actuaba en los mejores teatros y festivales de rock, acrecentando su potestad ante agrupaciones que anteriormente profesaron de mentores... de influencias yuxtapuestas; Magma, Premiata Forneria Marconi y sus primordiales Perigeo.


                                             

Poco a poco lo recurrente suscitó repercusiones entre los miembros, el mal augurio comunal se hacía entrever entreactos. No obstante consiguieron recapacitar tras la partida de Colafrancescos, sustituido por Lucio César y la incursión de Nino Russo en la percusión,  e iniciaron la marca de su próximo objetivo, un segundo recuentro para los oyentes "Agorá 2 (1976)", un trabajo marcado íntegro por el jazz progresivo apacible de incisos ambientales, corolario de su antecedente.



                                           

Paradógicamente fue de menos ansía pero bien catapultado entre los concupiscentes bajo una gira de 50 actos. De nuevo las pugnas resurgían sin causa alguna de agravio, el tú y el yo, como superioridad liderazgo, hizo mella entre el elenco reestructurado en cuantiosos cambios de formación. Bajo la nueva estructura en mudanza constante trataron de grabar su tercer lp "Costa dell'est", joya que quedó inconclusa, y es por ello que se optó por la separación definitiva.

Configuración lineal en el intento fallido (Costa delll`est);

Massimo Manzi; Batería.
Robert Clark; Bajo.
Ovidio Urbani (saxo soprano).
Roberto Bacchiocchi (piano).
Renato Gasparini (guitarra).

El grupo regresó en el 2002 y a día de hoy sobrevive entre bambalinas habiendo publicado dos álbumes más; Ichinen (2014), incluyendo en el mismo las grabaciones amodorradas del último intento en conjunto y Bambook ‎(2016),  siguiendo la larga estela de fidelidad en invención hacia el cariz acústico.

                                           

La formación actual cuenta con 4 miembros principales; "Lucio César, Mauro Mencaroni, Renato Gasparini, Ovidio Urbani" y 5 nuevas incorporaciones; Giovanni Ceccarelli, Aki Montoya, el ex Banco del Mutuo Soccorso Carl Potter, Alessandra Pacheco y el productor y guitarrista Maurizio Mercuri.

Leave a Reply